Chicago, viaja y conoce esta maravillosa ciudad | Viajando por América
+34 657 32 76 66 - 657 32 76 65 info@traveltourviajes.com

Chicago «La ciudad de los vientos»

Información práctica de viaje

Si lo que deseas es conocer la cultura norte americana, uno de los mejores lugares para hacerlo es Chicago, llena de rascacielos, luces, y situada a las orillas del famoso lago Michigan. Es una de las ciudades mas representativas de los Estados Unidos.

En el año 2015, Edmundo Díaz Conde ganó el XLVII premio de novela Ateneo de Sevilla con su obra: El Hombre que Amó a Eve Paradise, un relato de amor y violencia en el Chicago de la Ley Seca. En la obra salen desde Al Capone, hasta el declive de la industria del cine mudo y todos los tópicos que se nos vienen a la mente cuando pensamos en el Chicago de los años 20. Y esta es una de las posibles visitas que la tercera ciudad  en demografía de los EE.UU. nos permite.

Porque lo cierto es que “la ciudad de los vientos”, la más grande del estado de Illinois, aunque no su capital (que es Springfield), nos permite tantos recorridos como imágenes queramos hacernos de ella.

Es la ciudad de los rascacielos, la cuna de Hemingway y de Abraham Lincoln, y la patria de los perritos calientes.

Chicago es una de las ciudades más grandes, con más cultura e historia de Estados Unidos, pero lo que la hace única es su gente, simpática, abierta y alegre; harán que siempre quieras volver.

Que ver y hacer en Chicago

En primer lugar organízate bien, plantéate cuánto tiempo dispones para conocer la ciudad y ten presente que parte de la magia es que siempre te quedará algún lugar sin descubrir, así podrás volver a una Chicago diferente. Si quieres visitar muchos sitios hazte con la Tarjeta Chicago Go, obtendrás descuentos en muchas entradas

paseo en barco por Chicago

Visitar los rascacielos de Chicago

    • La Willis Tower, llamada Torre Sears hasta mediados de 2009, tiene 443,17 m. de altura y 110 pisos, que la convierten en el rascacielos más alto de Chicago. Para entrar hay que esperar cola para pasar por un control de seguridad y pagar entrada. Se ve un documental y se sube en un ascensor que tarda 70 segundos. Las vistas realmente merecen la pena, además hay una especie de cajas de cristal desde las que parece que estás suspendido en el aire (no apto para gente con vértigo). Aunque la entrada puede parecer un poco cara, ronda los 20$, subir a esta torre es una experiencia única y si el día esta despejado podrás ver hasta los alrededores de Chicago.

      Si tienes vértigo, subir a esta torre, quizás no sea del todo recomendable, ya que el mirador esta situado a 412 metros de altura y en los días de viento, puedes sentir como se mueve todo el edificio.

    • La Trump Tower, es la segunda más alta de la ciudad, por la dura normativa que se dictó tras el atentado de las Torres Gemelas. Es uno de los principales hoteles de la ciudad, aunque mucha gente se mofa por su forma de “palillo de dientes”.
    • El Observatorio 360º o el John Hancock Observatory, quizás la vista desde aquí sea mejor que desde la Willis Tower, a pesar de ser el cuarto rascacielos más alto de la ciudad, ya que se sitúa más próximo al lago Michigan. En la planta 94 hay un observatorio que cuenta con un circuito audioguiado que cuenta la historia de la ciudad. La planta 96 se visita gratis y se puede tomar una bebida. Está situado en el área de los negocios más importantes de la ciudad y sus ascensores son los más rápidos de los Estados unidos.

mirador en Chicago

Lo cierto es que la mayoría de estos rascacielos están enclavado en la llamada Milla Magnífica “The Magnificent Mile”, una de las zonas más visitadas de Chicago. Se trata de un enorme boulevard que constituye el centro neurálgico de la ciudad, en él se encuentran negocios, museos, restaurantes, hoteles…Casi todas las empresas más importantes tienen una sede aquí.

Chicago sufrió un gran incendio en el año 1871 que obligó a rediseñar la ciudad, una de las consecuencias fue que los escombros fueron asentándose en la zona de esta calle que lindaba con el lago, ganándole así poco a poco terreno, ese fue el origen del Gran Parque.

Sólo hay un edificio que en esta zona sobrevivió al incendio, data de 1869, es la Old Water Tower, un edificio de estilo gótico construido con piedra caliza y que recuerda a un castillo.

El puente levadizo que se construyó en los años 20 y que conecta  la Michigan Avenue con la North Michigan Avenue. Hablando de puentes, Chicago cuenta con unos 52 puentes móviles que cruzan el río.

Dando un agradable paseo desde el muelle dirección sur llegaremos a Grant Park, lugar donde se encuentra situado el Millennium Park. Una gran zona verde, repleta de obras de arte, que se complementa con los enormes edificios de arquitectura incomparable del céntrico barrio del Loop, y es que si vas de turismo por Chicago visitar sus rascacielos es imprescindible, de hecho el primer rascacielos del mundo se construyó en esta ciudad.

El Grant Park, es una zona muy extensa que aúna parques y jardines que pueden recorrerse siguiendo senderos. Es también la sede de grandes eventos culturales como Taste of Chicago, un festival de música y comida que se celebra en el mes de julio, el Blues Fest y el Festival de Música del Grant Park.

Algunos de los atractivos que además, podemos encontrar en Grant Park son La Fuente de Buckingham, diseñada por Edward H. Bennett , representa al Lago Michigan. Es una de las más grandes del mundo, con unos 5600 metros cúbicos y que funciona cada hora en punto con un espectáculo de luces y sonido. El monumento a Abraham Lincoln y la estatua de Cristobal Colón.

En el centro de Grant Park encontramos el Parque del Milenio «Millennium Park«,  que ha ganado múltiples premios por su diseño y atracciones. En él encontramos el escenario Jay Pritzker Pavilion, diseñado por Frank Gehry, es la sede de la Orquesta Sinfónica del Grant Park, del Coro del Grant Park y del Festival de Música del Grant Park, puede albergar hasta a 150 músicos y puede acoger hasta a 11000 espectadores.

El parque en sí mismo es una obra de arte, pero sin lugar a dudas el foco de atención de la mayoría de los turistas es la escultura de acero inoxidable llamada Cloud Gate (Puerta de la nube), popularmente conocida como The Bean, debido al parecido de su estructura al de una alubia.

Bean en Chicago

La escultura diseñada por Anish Kapoor, llamada Cloud Gate, que imita a una gota de mercurio.

  • Jaime Plensa, artista catalán, diseñó otra de las fuentes más visitadas de Millenium Park, la Crown Fountain, se trata de dos torres de 15 metros de altura, que proyectan imágenes de los rostros de más de 1000 habitantes de Chicago de diversas razas y edades, el rostro se va transformando en una gárgola y cuando culmina, la torre expulsa agua por los laterales.
  • El Lurie Garden, se diseñó atendiendo al lema de la ciudad: “Urbs in Horto” (algo así como la ciudad en el jardín), consta de senderos a diferentes niveles.
  • La pista de patinaje sobre hielo McCormick Tribune, de acceso gratuito.
  • El Harris Theater, con 1525 asientos.
  • El McDonald’s Cycle Center
  • Los Exelon Pavilions, cuatro edificios que generan electricidad a partir de la energía solar.
  • Las Boeing Galleries, que albergan esculturas al aire libre.
  • Pasear por el Navy Pier, es una especie de ciudad dentro de la ciudad con tiendas, restaurantes, hoteles, jardines, cines, atracciones, incluso una noria de 45,7m. Además, durante los meses de verano, dos noches por semana puede disfrutarse de un espectáculo de fuegos artificiales. Por mucho tiempo fue uno de los muelles más grande del mundo, ahora es como un parque de atracciones con una amplia zona comercial, lleno de vida y ambiente desde donde podrás apreciar una magnífica panorámica del lago Michigan.
  • Visitar el Art Institute of Chicago, es el segundo museo más grande del país, encontramos pinturas y tesoros de cualquier lugar y época, destacando su colección de pinturas impresionistas y postimpresionistas. En la tercera planta hay un jardín de contemporáneas cuya visita es gratuita.
  • Visitar el Field Museum of Natural History, es un enorme museo, en el que destaca Sue, el mayor Tirannosaurus Rex que se ha encontrado hasta la fecha.
  • Visitar el Adler Planetarium. No solo cuenta con una de las mejores colecciones del mundo de libros y material astronómico, sino que está equipado con la mejor tecnología para que sus espectáculos dejen en la mente del visitante una impresión imborrable.
  • Visitar el Cultural Center, ideado originalmente como biblioteca este centro cultural cuenta con 8 salas de exposiciones, dos salones para conciertos, un centro de informaciones y un café shop. Además se puede disfrutar de la vista de la mayor bóveda del mundo realizada en cristal tintado de Tiffany.
  • Visitar el Shedd Aquarium. Recomendable especialmente si se viaja con niños, cuenta con un oceanario y exhibiciones ambientadas por ecosistemas. Acoge a más de 8000 animales de 750 especies diferentes y destacan los espectáculos de las ballenas beluga, los delfines de laterales blancos y por supuesto su exposición de tiburones.
  • Visitar el Lincoln Park Zoologico, abierto todos los días del año, su visita es gratuita. Se inauguró en 1868, lo que lo convierte en uno de los más antiguos de los EE.UU. Está considerado como un centro de investigación.

Si quieres hacer un viaje a Chicago bien sea en pareja, amigos o como luna de miel, podemos ayudarte con todo lo necesario para hacer de este viaje una auténtica aventura de cine…

Más información sobre el destino

MOVERSE POR CHICAGO

Si llegamos en avión podemos aterrizar en uno de estos dos aeropuertos, el Chicago Midway o más probablemente al Aeropuerto Internacional O´Hare, uno de los que tiene más tráfico de todo el mundo.

Chicago es una ciudad grande, por eso a veces cuenta con serios problemas de tráfico, incluso embotellamientos, sin embargo, si tenemos poco tiempo y queremos recorrer la ciudad y algo de los alrededores la mejor opción es alquilar un coche, eso sí sabiendo que aparcar es caro.

La CTA (Chicago Transit Authority) es la compañía que lleva los autobuses y el sistema de tren, que funcionan tanto por carriles elevados como subterráneos, por supuesto el tren cuenta con la ventaja de evitar los atascos. Funcionan desde primera hora de la mañana hasta el anochecer. Lo mejor será hacerse con la tarjeta Transit Card, válida para los dos medios.

Los trenes de cercanías METRA son los que cubren el transporte de las cercanías, tienen 12 rutas diferentes.

Otra opción son los taxis, por supuesto son el medio más caro, además hay que tener en cuenta que hay que añadir una propina de aproximadamente el 15%.

Pero sin duda, entre las opciones propuestas, la mejor forma para moverse por esta gigantesca ciudad es en metro, o más conocido como «L», no solo te moverás rápido por los diferentes barrios de la ciudad, también pasaras por su míticos pasos elevados, descubrirás históricas estaciones de principios del siglo XX, y es más que probable que compartas algo de conversación con algunos de sus amables y pintorescos habitantes. Las lineas más populares permanecen abiertas 24 horas, lo que te permitirá disfrutar de la vida nocturna.

Metro de Chicago

DORMIR EN CHICAGO

Debemos planear bien nuestro viaje, sobre todo en cuestión de alojamiento pues los fines de semana y cuando hay grandes convenciones puede ser algo complicado. Si nuestra intención es hacer turismo lo mejor será buscar alojamiento en el centro de la ciudad y evitar los barrios de extrarradio que son menos seguros.

Por lo general Chicago no es una ciudad barata, los Bed&Breakfast son una buena alternativa, incluso hay una asociación. Si vamos más tiempo podemos optar por alquilar un apartamento. La zona del Loop cuenta con hoteles desde los que es cómodo visitar  Grant Park, los museos y la zona de negocio, pero hay poco marcha nocturna.

Son mucho más populares los hoteles de las zonas Near North y Gold Coast. En Lincoln Park, Lake View y Wicker Park el alojamiento es un poco más barato.

COMER EN CHICAGO

Pero no todo es arquitectura en Chicago, existe una gran oferta gastronómica, y restaurantes de lo más curiosos, e incluso algunas invenciones únicas de la ciudad.

Chicago es una ciudad donde se han integrado múltiples culturas, así que su gastronomía es muy variada, prácticamente podemos encontrar de todo, desde cocina molecular a food truck. Pero podemos hablar especialmente de tres comidas típicas para probar:

  • La Pizza de masa gruesa, entre 5 y 8 centímetros de masa sobre la que se pueden colocar los ingredientes que se deseen. Además, como originalidad están hechos en sartén
  • Perrito Caliente, una salchicha tipo Wiener, con cebolla, tomate, pimento y guarnición dulce entre un pan con semillas de amapolas
  • Los bocadillos italianos especiados de ternera.

El área donde se encuentra la mayor concentración de restaurantes es Near North. En Lincoln Park y Old Town también encontramos multitud de restaurantes y bares donde tomar algo.

Si es tu primera vez en América seguramente no podrás quitarte de la cabeza la idea de una buena hamburguesa para comer. La ciudad esta repleta de buenas hamburgueserías, pero sin duda no hay ninguna más única que Billy Goat’s Tavern. Situada en los bajos de la Avenida Michigan, presumen de como , el ahora conocidísimo programa, «Saturday Night Live» se hizo famoso gracias a un sketch inspirado en su forma más que peculiar de tomar los pedidos. Doble Cheese Burguer «The best».

Y de hamburguesas a hot dogs, ¿se podría ser más americano? Y es que esta deliciosa comida es tan popular en la ciudad que tienen hasta su propio estilo de prepararlo. Un bollo con semillas de amapolas, una salchicha 100% vacuno, con mostaza, cebolla, tomate, pepinillo, chile y sal de apio, es la receta del auténtico Chicago-style hot dog.

El mejor lugar para degustar este sabroso perrito, es el restaurante Gene’s & Jude’s, para muchos no es solo el mejor sitio de la ciudad, si no de todo el país. Un consejo, no pidas ketchup, podrían ofenderse.

Pero la invención culinaria más famosa de la ciudad es sin duda, la Deep-dish Pizza, que consiste en una pizza abierta, con una base de masa gruesa y crujiente, y rellena de tomate y casi una libra de queso, más los ingredientes que desees. Si viajáis en pareja os recomiendo pedir la versión más pequeña.

Deep Pizza en ChicagoLa invención de este ingenioso plato se le atribuye al fundador de Uno Chicago Grill en 1943, aunque existe cierta controversia sobre ello. De cualquier modo, el restaurante Uno’s sigue abierto, y parece el lugar ideal para disfrutar de una Chicago-style pizza.

 

 

SALIR DE COMPRAS EN CHICAGO

A la hora de ir de compras se nota que Chicago es una ciudad enorme, se puede encontrar todo lo que uno desee. El mundo de la moda, hablando especialmente de la alta costura está muy bien asentado en la ciudad, The Magnificent Mille acoge entre otros lugares especializados Bloomingdale’s, Neiman Marcus, Nordstrom, Macy’s y Saks Fifth Avenue. The Shops at North Bridge, 900 North Michigan Shops y Water Tower Place son centros comerciales enormes.

En Wicker Park y Bucktown encontramos multitud de boutiques. El Loop de Chicago es el distrito de compras turístico por excelencia se encuentra en la calle State, aquí está Macy’s on State Street, la segunda tienda más grande del mundo dividida en departamentos.

A la hora de pensar en los regalos, casi todos los museos cuentan con tiendas propias. En la American Girl Place Chicago, puede adoptar a una muñeca con los rasgos de sus hijos.

Garrett Popcorn, es una tienda especializada en palomitas de múltiples sabores (incluido el queso), permite incluso personalizar los envases, un regalo de lo más original.

FansEdge, situado en Shops at North Bridge en la avenida Michigan Avenue, es el lugar ideal para comprar un regalo adecuado para los aficionados al deporte.

Mercado Randolph Street Market, uno de los múltiples mercados donde se puede encontrar alguna joya.

OCIO NOCTURNO EN CHICAGO

Una vez cogidas fuerzas, no podemos dejar pasar la ocasión de disfrutar una noche llena de luces en esta grandiosa ciudad.

Chicago tiene una gran vida nocturna, se puede encontrar lugares abiertos a cualquier hora. Wicker Park y los alrededores de Lincoln Park y Lackeview son las mejores zonas de ocio nocturno. En Near North y en el West Loop hay clubs de lujo que requieren vestimenta elegante.

Discotecas, pubs, clubs de rock en Chicago es fácil encontrar locales con música en directo. Es también la cuna de los monólogos cómicos (Second City y IO Improv son dos de los locales donde puede disfrutarse de monólogos improvisados).

Los espectáculos teatrales son otra de las atracciones de Chicago, son muchas las producciones que desde aquí se exportan a Brodway.

Si puedes permitírtelo, disfrutar de uno de los muchísimos shows que se ofrecen en el clásico Teatro de Chicago, parece la mejor opción para empezar la noche empapándote de cultura, historia y belleza en esta ciudad americana.  Y aunque dispongas de un presupuesto más limitado, podrás pasear por la céntríca calle North State, y maravillarte con la fachada del emblema, no oficial, de la ciudad. El gran Chicago Theatre.

fachada Chicago TheatrePara entender una ciudad hay que conocer su historia, y gran parte de la historia de Chicago sucedió en los bares y pubs de la ciudad. Desde el año 1920 hasta 1933 se estableció en el país la conocida ley seca, lo que ocasiono una red de contrabando de alcohol y mafias que en Chicago llego a su mayor exponente, haciéndose famosa por los enfrentamientos entre bandas, y dejando nombres como el de Al Capone.

Durante los años de la ley seca, la gente de la ciudad estaba deseosa de poder tomar un trago, y algunos bares se las ingeniaron para hacer un buen negocio saltándose la ley sin ser descubiertos. Así nacieron los speakeasy, habitaciones dentro de los establecimientos, ocultas a los ojos de un cliente no habitual, y a la cual sería casi imposible de acceder sin saber donde se encuentra, ni la contraseña.

The Green Door Tavern es uno de estos lugares, un museo vivo de la historia reciente americana, donde podremos degustar un delicioso cocktail o unas cervezas artesanales, en un ambiente de otro tiempo, eso sí, siempre y cuando encontremos la puerta.

CONSEJOS DE VIAJE

  • Aunque ver la ciudad  de Chicago vestida con una gruesa capa de nieve puede ser buena idea en la teoría y toda una experiencia estética, el frío intenso puede limitar mucho nuestras ganas de disfrutar de la ciudad. Lo mejor es visitarla entre los meses de primavera y verano cuando las temperaturas son mucho más agradables.
  • Para conocer la ciudad se requiere un mínimo de tres días. Por las noches suele haber muchos espectáculos variados.
  • Podemos obtener una visión diferente de la ciudad a través de uno de sus viajes en barco por el río.
  • Aunque la ciudad de Chicago es ahora mucho más segura que hace unas décadas no está mal estar ojo avizor especialmente en las zonas turísticas más concurridas.
  • Puedes solicitar la autorización ESTA en este enlace.
Para una mejor experiencia este sitio web utiliza cookies. Para seguir navegando se debe aceptar nuestra política de cookies. Mas Información.
AceptarMas Información

GDPR

  • Cookies

Cookies