+34 657 32 76 66 - 657 32 76 65 info@traveltourviajes.com

Iniciar Sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer el seguimiento del estado de pagos, confirmaciones y además opinar sobre la calidad del tour tras la realización del mismo.
Usuario*
Contraseña*
Confirmar Contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Correo Electrónico*
Teléfono*
País*
(*) Al crear la cuenta, estas de acuerdo y aceptas nuestras Condiciones Legales y Política de Privacidad.

¿Estás ya Registrado/a?

Iniciar Sesión
+34 657 32 76 66 - 657 32 76 65 info@traveltourviajes.com

Iniciar Sesión

Registrarse

Después de crear tu cuenta, podrás hacer el seguimiento del estado de pagos, confirmaciones y además opinar sobre la calidad del tour tras la realización del mismo.
Usuario*
Contraseña*
Confirmar Contraseña*
Nombre*
Apellidos*
Correo Electrónico*
Teléfono*
País*
(*) Al crear la cuenta, estas de acuerdo y aceptas nuestras Condiciones Legales y Política de Privacidad.

¿Estás ya Registrado/a?

Iniciar Sesión

Breve Historia de la Ruta 66: el gran viaje al corazón de Los Estados Unidos

Ruta 66

La Carretera Madre atraviesa los Estados Unidos de costa a costa, recorriendo desiertos interminables y abruptos cerros en una diagonal infinita, testigo silenciosa de la historia que vio y que ella misma contribuyó a construir en aquellos desolados parajes, otrora vía de huida y fuente de esperanza para el castigado pueblo norteamericano de la época de la Gran Depresión.

Ruta 66 nocturna
Foto cortesía de: Sam Howzit

Hoy en día, los tramos originales que se conservan de la vieja Ruta 66, convertidos en homenaje a la memoria, atraen a cientos de viajeros y aventureros que transitan los restos de su antiguo trazado, visitando las reliquias que el tiempo embalsamó a ambos lados del camino y buscando las emociones y sensaciones vividas años atrás por emigrantes y buscavidas en esos mismos lugares, entre la inmensidad y la soledad de la naturaleza inhóspita y de la carretera.

La Ruta 66, la ruta de la huida

Mitica Ruta 66
La Ruta 66 fue inaugurada a mediados de los Felices años ’20 como una de las primeras autopistas interestatales de los Estados Unidos. Su trazado original unía Chicago con los Ángeles, dibujando gran una diagonal sobre el subcontinente norteamericano, al atravesar los estados de Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California, conectando los pequeños pueblos y poblaciones que encontraba a su paso, lo que le valió el nombre de la calle principal de América.

Durante la década de la Gran Depresión se convirtió en el principal itinerario para los emigrantes que huían de la miseria y las tormentas de arena desde Missouri y Oklahoma hacia la Costa Oeste, buscando una nueva vida. Poco a poco, la Ruta 66 también fue consolidándose como ruta de camioneros, lo que contribuyó al surgimiento de pequeños negocios que se asentaron a los bordes de la carretera, ofreciendo una nueva oportunidad a las poblaciones por las que pasaba y que, con los años, comenzaron a resurgir.

La Ruta 66, la ruta de la prosperidad

Restaurante en la Ruta 66
Foto cortesía de: Kevin Cole

Con la prosperidad de la postguerra, la Ruta 66 pasó a convertirse en una importante ruta turística, siendo empleada por los americanos que viajaban a la Costa Oeste para pasar sus vacaciones. Durante los años ’60, todo tipo de atracciones turísticas y establecimientos poblaron los aledaños de la histórica ruta: ranchos, casas, parques, gasolineras, restaurantes, tiendas y autocines que hoy resisten inalterables al paso del tiempo, como testimonio de aquella época de renovado esplendor.

Apenas veinte años después, en 1985, la Ruta 66 fue sustituida por la red de autopistas interestatales de los Estados Unidos, lo que llevó a su clausura e incluso a que algunos de sus tramos fueran demolidos para construir nuevas vías, por lo que acabó cayendo en desuso.

La Ruta 66 había desaparecido de los mapas, pero no lo hizo de la memoria de los estadounidenses, que continuaron transitándola como una forma de mantener vivo el recuerdo de una de las etapas más duras y, al mismo tiempo, más esperanzadoras de la historia de los Estados Unidos. Este aprecio popular que genera la 66 se materializó en la década de los ’90 cuando fue catalogada como Ruta Histórica.

Coche en taller Ruta 66
Foto cortesía de: Dileep Kaluaratchie

Hoy en día, aunque no es posible recorrer los 3.939 kilómetros del trazado original de la Ruta 66 sin interrupciones, sí se pueden transitar algunos de sus tramos históricos más relevantes, que atraen a numerosos nostálgicos y amantes de la carretera. Prueba de esta nueva generación de viajeros que busca la libertad en las largas rectas de la 66 son los nuevos negocios y atracciones que, como si se repitiera la historia, abren sus puertas a los lados de esta legendaria carretera, inaugurando una nueva etapa en la que la 66 vuelve a convertirse en una de las grandes arterias de los Estados Unidos y, de nuevo, en motor y testigo de su historia.

Recorrer la Ruta 66 es un viaje a la esencia más auténtica del espíritu estadounidense. Una forma de revivir su pasado, sus héroes y sus leyendas. Es la ilusión de muchos estadounidenses y de cada vez más viajeros de todo el mundo. Es, en definitiva, un vital homenaje al sueño americano, convertido en el gran viaje al corazón de Norteamérica.

¿Te atreves a vivir el sueño americano? Reserva con nosotros tu Fly & Drive y organiza tu viaje de costa a costa de los Estados Unidos. La Ruta 66 te espera.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Mas información.
Aceptar

GDPR

  • Cookies

Cookies